El juego de la muerte

Este documental francés nos hace reflexionar sobre el poder que ha alcanzado el medio televisivo en nuestra sociedad. Ya no sólo en el sentido de que creemos todo lo que nos dice, sino que además motiva muchas de nuestras acciones por el respeto que le tenemos. Como dice uno de los protagonistas del documental “la televisión lleva controlando los modelos de comportamiento desde hace 50 años. Entra en todas las casas con la misma publicidad, las mismas series, los mismos programas…”

Así, la legitimidad que tiene la Tv como autoridad es el tema principal del documental. Es tal la autoridad que transmite la televisión a sus concursantes, que estos son capaces de hacer daño si las reglas de un programa así lo dicen. A las reglas de la televisión nunca se les desobedece. Y es que se aglutinan varios factores: el primero es que somos seres obedientes, desde que nacemos tenemos normas y si no las cumplimos nos imponen un castigo. Y de mayores seguimos recibiendo órdenes de gente a la que le ponemos un estatus más alto que el nuestro (jefes, políticos, médicos, policías…). Se destapa así la gran mentira del ser humano libre, puesto que siempre estamos sometidos a diversas legitimidades.

Pero aun así, a veces desobedecemos a tales legitimidades aun sabiendo que va a haber una represión. Entonces, ¿Por qué la televisión tiene el poder de hacer que sus participantes obedezcan, sin posibilidad de represión? Pues bien, se presentan varias razones:

El concursante está solo, sin nadie que le proteja y da por supuesto que la gente del programa sabe más que él. Eso le lleva a obedecer.

Desde que, en el caso del documental, la presentadora da las reglas, el participante tiene un marco legal del que no se puede salir.

Se produce el Estado Agéntico, que según nos cuentan, se da cuando alguien autónomo se encuentra en un sistema en que alguien de mayor estatus( la presentadora) le dice lo que tiene que hacer (reglas y funcionamiento del concurso). Entonces esa persona autónoma se convierte e agente de ejecución y hace lo que le digan aunque vaya en contra de sus valores.

Se da entonces una gran lucha interior en cada concursante, es la lucha entre lo moral y lo legal. Esto produce una gran tensión, que se intenta solventar con risas nerviosas y trampas. Así, se intentan evitar las reglas que te imponen y se reduce el sentimiento de culpa – obediencia.

Por otra parte, uno de los poderes más difíciles de esquivar para los que participan en un programa de televisión, es el poder de exhortación que tiene el medio. Por ejemplo, cuando alguien se quiere plantar. En este caso, es tal la presión que ejerce el medio que el concursante no se atreve a dejarlo. Sobre todo por el público, y es que como dicen algunos de los que intervienen en este documental, “Me daba miedo dejarlo porque a lo mejor estropeaba el programa, que ya tenía a su público a las cámaras, los focos apuntándome y todo”. En este caso, y en el programa al que nos referimos, solo el 19% convence a la autoridad de que no quiere seguir, es decir, desobedece.

Otra situación se produce cuando no le están ejerciendo esa continua presión para que continúe. En este caso el 75% fueron los que decidieron dejarlo ya que no sentían tanto la jerarquía de; autoridad – súbdito.

Por último, cabe recalcar, que seguramente todo ese respecto que le tenemos a la autoridad televisiva se deba al tiempo que la estamos viendo. Según el documental, vemos la televisión unas 95812 horas de media en la vida de cada uno. Por eso, es capaz de imprimirnos sus valores hasta que la convertimos en una autoridad legítima.

Para mostrar todo esto, un grupo de científicos escogen a 80 personas que se presentan voluntarias para participar en el piloto de un nuevo concurso de televisión y que, sin saberlo, están participando en un experimento similar a los que Stanley Milgram realizó en Yale en los años sesenta para estudiar el impacto de la autoridad en la obediencia de la población. Con ellos, Milgram pretendía encontrar una explicación al sometimiento de la sociedad civil alemana bajo el mandato de Adolf Hitler.

Uno de los concursantes pregunta y el otro responde, si el segundo falla, el primero le propicia una descarga eléctrica que cada vez aumenta el nivel de voltios. Evidentemente el juego está manipulado por los científicos, y el supuesto concursante dañado, es un actor que no recibe tales descargas, pero sí grita. Los valores morales de los concursantes, les llevan a querer dejarlo cuando empiezan a oír el sufrimiento del actor. Pero la presentadora del programa no les deja. Y aquí se produce el enfrentamiento del que hablábamos, ¿Obediencia o moralidad?

Tras abordar los contenidos que conforman el documental pasaremos a describir las fuentes que aparecen en él y que han hecho posible su realización:

BEAUVOIS, Jean-Leon: profesor de psicología social europeo y uno de los más destacados psicólogos de las últimas décadas. Dirige al equipo científico que organiza el experimento de “El Juego de la Muerte”.

Como jefe del equipo científico, explica las conclusiones a las que llegan su equipo durante la investigación y los procesos que se dan durante su desarrollo, como la curva de desobediencia y los valores compatibles e incompatibles. Beauvois esperaba unos resultados menos alarmantes en relación a este experimento, pero ante los datos obtenidos, un 80% de los concursantes, todos ellos personas normales, ejerciendo de torturadores, se demostró el poder que ha alcanzado la televisión. Este hecho constituye algo terrorífico para Beauvois, quien compara su funcionamiento con el de un sistema totalitarista.

COUBERT, Didier: es profesor de ciencias de la Información y comunicación en la Universidad de Marsella.Especializado en el estudio de las interacciones entre los seres humanos y la información y tecnología de comunicaciones. También llevó a cabo estudios sobre la psicología experimental.

Experimento de Milgram: fue un experimento realizado en los años 60 por el psicólogo social Stanley Milgram. El objetivo de este experimento era conocer el poder que una autoridad puede ejercer sobre un individuo, ejemplificándose en el caso de los nazis en Alemania. Este experimento permitió poner a prueba a individuos normales dispuestos a participar en una investigación científica sobre la memoria.Se convocaron a dos sujetos, uno de ellos que era el candidato que en el experimento era un actor debía responder a unas preguntas sobre unas palabras que había memorizado anteriormente durante un minuto. El otro sujeto era el examinador y era el encargado de leer las preguntas y administrar el castigo en caso de que el candidato fallara la pregunta. El castigo eran descargas eléctricas, las cuales no se aplicaban realmente al actor, si no que eran simuladas sin que el examinador lo supiera. Milgram creó un generador de descarga eléctrica con 30 interruptores. Los interruptores estaban divididos en 8 zonas que iban desde 75 y 120 V hasta 435 y 460 V, que se incrementaban de 15 en 15 V. La persona objetivo del experimento era el examinador, hasta donde estaba dispuesto a llegar.

El resultado del experimento fue que el 60 % de los examinadores se sometieron a las órdenes y administraron potentes descargas a pesar de los gritos del otro sujeto. Milgram demostró con este experimento que todo individuo es capaz de cometer las mayores atrocidades si la autoridad que se lo ordena es, en su opinión, legítima.

Gráficas:

  1. Gráfica “Concursantes que hablan con gritos de fondo”: una de las tablas realizadas por el equipo científico durante la investigación para comparar las diferentes reacciones de cada concursante y, así, poder llegar a una conclusión que explique esas reacciones. La gráfica representa el número de concursantes que empiezan a hablar por encima de los gritos de su compañero de concurso, alrededor de los 300 voltios. Estos concursantes constituyen a la mayoría que no se enfrenta a la autoridad (la presentadora Young) y, en su lugar, se refugian al concentrarse en leer, como si su compañero no estuviera gritando.Este efecto ocurrió también durante el experimento de Milgram, lo cual señalaba también una gran angustia en el sujeto del experimento, ya que evidencia su deseo de acabar con el experimento cuanto antes.
  2. Gráfica “Concursantes que ríen”: una de las tablas realizadas por el equipo científico durante la investigación para comparar las diferentes reacciones de cada concursante y, así, poder llegar a una conclusión que explique esas reacciones. Esta gráfica en concreto explica el momento en el que ríen los concursantes a lo largo del concurso, resultando en una mayor frecuencia de las risas en torno al momento en el que aplican la descarga de 80 voltios. Sin embargo, a medida de que las descargas aumentan su intensidad y, con ello, los gritos de su compañero de concurso, las risas disminuyen. A pesar de la tensión que sienten, los concursantes ríen de forma incontrolable. Se trata de una manifestación psicosomática, señalada por Milgram, cuyo objetivo consiste en relajar al individuo, mejorando su situación en relación a los nervios pero empujándole hacia la obediencia.
  3. Gráfica “Personas que hacen trampa”: una de las tablas realizadas por el equipo científico durante la investigación para comparar las diferentes reacciones de cada concursante y, así, poder llegar a una conclusión que explique esas reacciones. A partir de 180 V podemos observar un nuevo comportamiento en los examinadores. El examinador se encuentra en una nueva posición: si hacer caso a los gritos del candidato o seguir haciendo caso a las órdenes de la autoridad. El 17 % de los examinadores que llegaron a esta fase esquivan el problema y la culpabilidad haciendo trampas, evitando así enfrentarse a la autoridad. Esta actitud favorece a la obediencia y disminuye el estrés al estar haciendo una buena acción.

 

Masacre de Tiananmen: se habla en el documental de la desobediencia a unas reglas establecidas que asume la mayoría de la población. La situación de tensión y represión de la masacre de Tiananmen es comparada al acto de sumisión que manifestaron la mayoría de concursantes, cuando obedecieron a la autoridad. Se hace referencia al hombre que se rebeló en la masacre de Tiananmen, ocurrida en la primavera de 1989. Este hombre se opuso a la autoridad y fue arrestado, pero ejemplifica la desobediencia individual que inspira a la revuelta colectiva en el pueblo chino. Dicha desobediencia hace posible la resistencia colectiva a la autoridad, enfrentándose a regímenes totalitarios y políticas segregacionistas. Su equivalente al falso concurso del experimento lo encarnan los pocos concursantes que decidieron oponerse a la voluntad de la autoridad, en este caso representada por la presentadora Young.

MILGRAM, Stanley: fue un psicólogo graduado en la universidade de Yale. Nunca estudió psicología durante sus estudios de ciencias políticas en Queens College ,donde se graduó en 1954. Se presentó al postgrado en psicología en la Universidad de Harvad pero lo rechazaron a causa de la falta de estudios en esta rama. Fue aceptado después de tomar algunos cursos.

Sus trabajos más importantes y más sonados son los experimentos del mundo pequeño y el experimento de Milgram sobre la obediencia a la autoridad. Gracias a “los experimentos del mundo pequeño” descubrió que la sociedad humana era una red social que presenta la estructura del mundo pequeño caracterizada por interconexiones cortas. A su vez, “el experimento” consistió en el envío a través de personas de un paquete de información. Este tenía que ir de persona en persona hasta llegar a su destinatario.

OBERLE, Dominique: profesora de psicología social en la universidad de Nanterre, en París. En el documental trata el concepto del estado agéntico y las conclusiones finales del experimento.

Programas:

  1. Scarred: Scarred es un programa de MTV que se empezó a emitir el 10 de abril del 2007. Este programa comparte historias de personas que realizan actividades de alto riesgo y que, normalmente, sufren heridas o lesiones mientras lo practican.
  2. Programa Japonés: En este programa, se realizan torturas como meter a una persona dentro de un bañera con agua hirviendo o quemar a una persona con fuego, enmascarado en forma de pruebas de un concurso televisivo.
  3. L’ile De La Tentation: Es un programa de la cadena francesa TF1 que se empezó a emitir el 6 de junio del 2002. El programa consistía en cuatro parejas que tenían que convivir en una isla con 24 personas atractivas y solteras que se convertían en tentaciones.
  4. Russian Roulette: Es un programa de Channel 4 que está protagonizado por Derren Brown, un ilusionista inglés. En este programa se juega la vida intentado adivinar en qué cámara de la pistola se encuentra la bala, lo que se conoce como la ruleta rusa. Con este ejemplo observamos el morbo que produce a los espectadores que una persona se juegue la vida en directo.
  5. Anatomy for beginners: Es una programa emitido por la cadena estadounidense Channel 4, que se estrenó en el 2005, y en el que el anatomista Gunther von Hagens hace una disección humana en directo para conocer la belleza y los misterios del cuerpo humano.

YOUNG, Tania: famosa presentadora de la televisión francesa. Representa la autoridad que ordena a los concursantes aplicar descargas eléctricas a su compañero de concurso.Young conoce la falsedad de las descargas eléctricas, a diferencia de los concursantes, que se encuentran en un dilema cada vez mayor al ir aumentando la fuerza de dichas descargas. Sin embargo, Tania Young los presiona por medio de exhortaciones, como pedir la opinión del público, para que sigan adelante y comprobar así el nivel de obediencia que muestran los concursantes hacia una autoridad televisiva como lo es ella. Tania Young explica a los concursantes en qué consiste el supuesto concurso en el que van a participar, además de aclarar cuestiones gracias a las preguntas que plantea en sus diálogos con el equipo de investigación, como el por qué los concursantes enuncian la pregunta a pesar de que su compañero no los puede oír, pues está gritando. Young colabora de forma voluntaria en el experimento pero, como manifiesta ella misma, no está de acuerdo con el comportamiento que debería mostrar, ya que considera que alguien que acceda a presentar un concurso como el del experimento no está en su sano juicio.

Estas fuentes han permitido el desarrollo de este documental, y en buena parte, del experimento que se realiza en él, pero, como mencionamos anteriormente, el experimento desarrollado en el documental no es pionero y se basa en el realizado , durante la década de los 60, por el psicólogo Stanley Milgram en la Universidad de Yale. Los participantes en el experimento fueron 40 hombres reclutados mediante anuncios en los periódicos. A cambio de su participación, cada uno recibió una pequeña cantidad de dinero.

El experimento sigue el mismo procedimiento y requiere la participación de tres personas. En este caso, el voluntario que leyó el anuncio toma el papel de “maestro” que administra una descarga a un “estudiante” cada vez que se produce una respuesta incorrecta. Al igual que en el “juego de la muerte”, el participante cree que las descargas son reales para el estudiante, pero el estudiante es en realidad un actor que, simplemente, finge el dolor. En tercer lugar, aparece la figura del examinador, que se encargará de ejercer presión sobre el participante para que éste no abandone la prueba.

A medida que avanza la prueba, las descargas eléctricas van aumentando y los participantes se tienen que enfrentar a una dura decisión: acabar con la prueba y liberar al “alumno” del sufrimiento o obedecer las órdenes y continuar con el experimento. Los resultados fueron sorprendentes. De los 40 participantes en el estudio, 26 dieron los choques máximos, mientras que 14 se detuvieron antes de llegar a los niveles más altos. Unas cifras más que destacables, sobretodo, si tenemos en cuenta que una encuesta anterior al experimento predijo que no más del 3% de los participantes administrarían la descarga máxima.

Con este experimento, el psicólogo estadounidense consiguió llegar a las mismas conclusiones medio siglo antes: los participantes tienen una alta predisposición para obedecer las órdenes de una autoridad aunque éstas pudieran entrar en conflicto con sus valores morales.

Por otra parte, además del experimento desarrollado en “El Juego de la Muerte” y del realizado por el psicólogo Stanley Milgram, podemos encontrar una serie de experimentos realizados a lo largo de la historia que guardan similitudes con los dos anteriores:

El pequeño Albert, por Jhon Broadus Watson (1920)

Se seleccionó para el experimento a un niño de 11 meses y tres días cuyo nombre es Albert. Se le examinó para determinar si existía en él un miedo previo a los objetos que se le iban a presentar. El examen fue negativo, por lo que Albert no temía a una rata. Sí se identificó un miedo a los sonidos fuertes, como el producido al golpear una lámina metálica con un martillo fuertemente.

El diseño del experimento era presentarle al pequeño Albert un ratón de color blanco y al mismo tiempo un ruido fuerte, golpeando una barra detrás de la cabeza del niño. Después de varios ensayos, el niño lloró ante la presencia de una rata, y luego mostró generalización del estímulo ante animales similares.

Estilos de liderazgo, por Kurt Lewin (1939)

Esta investigación trataba de explicar la forma en la que se condiciona el comportamiento de las personas según los diferentes estilos de liderazgo que se les imponga. Por ello se escogieron 3 grupos de niños de entre ocho y diez años que se reunían para realizar actividades del estilo de manualidades. Cada grupo tenía un líder diferente (liderazgo autocrático, liderazgo demócrata o liderazgo liberal). Acabó por concluirse que el mejor estilo fue el liderazgo democrático, ya que ayudó al desarrollo de las tareas y sacaba a la luz aspectos positivos en el comportamiento de los niños, haciéndolos más productivos y manejables. En el liderazgo autocrático los individuos acababan convertidos en una amenaza para ellos mismos y sus compañeros. Por último, en el liderazgo liberal, los niños eran incapaces de establecer sus propios ritmos de trabajo, lo que no hizo más que demostrar la necesidad de unas reglas o pautas para conseguir un mayor rendimiento.

La influencia social, por Solomon Asch (1951-1952)

Los experimentos de conformidad con el grupo de Asch fueron una serie de experimentos realizados en 1951 que demostraron significativamente el poder de la conformidad en los grupos. Los experimentadores, conducidos por Solomon Asch pidieron a unos estudiantes que participaran en una “prueba de visión”. En realidad todos los participantes del experimento excepto uno eran cómplices del experimentador y el experimento consistía realmente en ver cómo el estudiante restante reaccionaba frente al comportamiento de los cómplices. El objetivo explícito de la investigación era estudiar las condiciones que inducen a los individuos a permanecer independientes o a someterse a las presiones de grupo cuando estas son contrarias a la realidad.

El experimento se repitió con 123 distintos participantes. Se encontró que aunque en circunstancias normales los participantes daban una respuesta errónea el 1% de las veces, la presencia de la presión de grupo causaba que los participantes se dejaran llevar por la opción incorrecta el 36.8% de las veces.

Aunque la mayoría de los sujetos contestaron acertadamente, muchos demostraron un malestar extremo y una proporción elevada de ellos (33%) se conformó con el punto de vista mayoritario de los otros cuando había al menos tres cómplices presentes, incluso aunque la mayoría dijera que dos líneas con varios centímetros de longitud de diferencia eran iguales. Cuando los cómplices no emitían un juicio unánime era más probable que el sujeto disintiera que cuando estaban todos de acuerdo. Los sujetos que no estaban expuestos a la opinión de la mayoría no tenían ningún problema en dar la respuesta correcta.

El Experimento de la Cárcel de Stanford, por Philip Zimbardo (1971)

Se trata de un estudio psicológico realizado en una prisión ficticia instalada en el sótano del departamento de psicología de la universidad de Stanford. Para reclutar a los participantes, se colocaron anuncios en los periódicos locales ofreciendo $15 por día para los participantes de este programa. Finalmente, se seleccionaron 24 sujetos que fueron divididos, al azar, en dos grupos de 12 presos y 12 guardias. Ambos grupos fueron equipados con los uniformes y materiales necesarios para que el experimento se acercase lo más posible a la realidad.

En una reunión de iniciación, Zimbardo, quien actuó como el alcaide de la cárcel durante el experimento, informó a los guardias que la única regla era que no estaba permitido el castigo físico. Aparte de eso, los guardias podían controlar la cárcel como quisieran y serían divididos en patrones y turnos normales de trabajo. Por su parte, a los participantes que desempeñaban el papel de prisioneros se les dijo simplemente que esperasen en sus casas hasta el día que empezase el experimento. Sin previo aviso fueron imputados por robo a mano armada y arrestados por policías reales que cooperaron en esta parte del experimento.

El experimento se descontroló rápidamente. Los prisioneros sufrieron un tratamiento sádico y humillante a manos de los guardias y vivieron en unas condiciones inhumanas. Al final muchos mostraron graves trastornos emocionales, por lo que el experimento fue ampliamente criticado por su falta de ética y considerado en los límites del método científico.

(Conclusión)

El documental “El juego de la muerte” nos muestra el peligro de la obediencia ciega a la autoridad y el poder de manipulación de la TV. El documental, llega a las mismas conclusiones que el experimento realizado, medio siglo antes, por Stanley Milgram: los participantes tienen una gran predisposición a obedecer a una autoridad aunque eso suponga un conflicto moral.

Por otra parte, es interesante observar el cambio que se produce de un experimento a otro en cuanto a la figura que representa la autoridad. En el caso de Milgram, la autoridad se presenta como un psicólogo de gran prestigio que realiza un estudio. Sin embargo, en el segundo caso, la autoridad es la propia televisión y no se trata de un estudio científico, sino de un concurso. Esto nos hace suponer que los sujetos tendrán una mayor disposición a obedecer las órdenes de un doctor psicólogo. Aún así, los resultados fueron mayores en el segundo caso: un 81% de los participantes llegaron al final, frente al 61% que obtuvo el experimento de Milgram. En este punto, podemos observar la manipulación por parte de la televisión, pues los participantes se muestran más reacios a interrumpir un concurso de televisión que un experimento científico.

En definitiva, desde nuestro punto de vista, el experimento televisivo nos hace ver hasta qué punto las personas están sometidas a constantes órdenes y que por inercia obedecen a estos mandatos.

Bibliografía:

-Anatomy for bennigers: IMDB. “ Anatomy for bennigers”(2005).[en linea]. Imdb.com.< http://www.imdb.com/title/tt0862558/>[Consulta: 14/10/2015]

-Buscabiografías“Biografía de Stanley Milgram”(1999). [en línea]. buscabiografías.com<http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/9921/Stanley%20Milgram>[Consulta: 14/10/2015]

– Christophe, Nick(productor). ( 2012,10 de enero). El juego de la muerte. En Yami 2. Francia: France 2.

– Explorable” El experimento de Milgram: la obediencia a la autoridad(2008)”.[en línea]. explorable.com <https://explorable.com/es/el-experimento-de-milgram> [ Consulta: 14/10/2015]

-GALA. “La Biographie de Tania Young avec Gala” [en línea]. gala.fr <http://www.gala.fr/stars_et_gotha/tania_young> [Consulta: 14/10/15]

– IRSIC. “Présentation, titres et travaux- Didier COURBET”(2012).[en línea].irsic.fr

< http://irsic.univ-amu.fr/didier-courbet >[ Consulta: 14/10/2015]

– Lara, Ivonne.“ El experimento del mundo pequeño” (2015). [en línea]. hipertextual.com < http://hipertextual.com/2015/07/mundo-pequeno-experimento>[Consulta:14/10/2015]

-MINERVA. “Libertad, poder y asilo de la ignorancia. Entrevista con Jean-Léon Beauvois”. (2009). [en línea]. revistaminerva.com

<http://www.revistaminerva.com/articulo.php?id=336> [Consulta: 14/10/15]

-Psychologie-sociale. “ [Entretien] Dominique Oberlé” (2002). [en línea]. psychologie-sociale.org<http://www.psychologie-sociale.eu/?p=182> [ Consulta:14/10/2015].

– Wikipedia “ Derren Brown” (2015). [en línea]. wikipedia.org

<https://en.wikipedia.org/wiki/Derren_Brown>[ Consulta: 14/10/2015]

-Colaboradores de Wikipedia. “Le Jeu de la mort (téléfilm)”. (2015). [en línea]. wikipedia.org <https://fr.wikipedia.org/wiki/Le_Jeu_de_la_mort_(t%C3%A9l%C3%A9film)> [Consulta: 14/10/15]

– Wikipedia“ L´ile de la tentation”(2015).[en línea]. wikipedia.org <

https://fr.wikipedia.org/wiki/L%27%C3%8Ele_de_la_tentation> [Consulta: 14/10/2015]

-Wikipedia” Scarred”(2015).[en línea]. wikipedia.org <https://es.wikipedia.org/wiki/Scarred> [ Consulta: 14/10/2015]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s