Debates electorales

kennedy-nixon-debate-AB

Debate Nixon Vs Kennedy

Autores: Daniela Amorín Rivera, Fabián Alonso y Gádor Cascales

  1. Buscar datos e información sobre a implantación de los debates.

Suecia fue pionera en los debates de la época moderna porque allí se organizó el primero en vísperas de las elecciones parlamentarias de 1948. Siguieron los Países Bajos en 1967 y Alemania en 1969, pero esos encuentros no fueron televisados. Sin embargo, fue a partir de la década de 1970, cuando la tradición se extendió a casi todos los países de la parte occidental del continente.

 

EEUU:

Primer debate televisado de la historia:

-Participantes: John F. Kennedy vs Nixon

-Celebración: EEUU, Chicago el 26 de septiembre de 1960

-Organización: la cadena televisiva Columbia Broadcasting System (CBS), American Broadcasting Company (ABC) y Nacional Broadcasting Company (NBC).

-Seguidores: Fue un fenómeno profundamente mediático y masivo. Se calcula que fue seguido por nada menos que 70 millones de televidentes.

-Ganador del debate: Fue claramente Kennedy con un triunfo favorecido por el trabajo de su gabinete de asesores y por la imagen mostrada en la pantalla. JFK se mostró seguro y potente en su discurso, con una apariencia medida y asesorada por su gabinete hizo que resaltara y se viera más poderoso frente al traje gris de Nixon, con una apariencia descuidada y una expresión facial que relataba su cansancio y su paso por el quirófano días antes.

 

Tradición: Estados Unidos es el país de los debates por antonomasia, donde una campaña no se entiende sin abiertos y agresivos enfrentamientos dialécticos frente al público y las cámaras. Los debates presidenciales en EEUU son de dos tipos: uno, los que tienen lugar antes de que cada partido haya decidido quién será su candidato. En ese caso, los organizadores son cadenas de televisión, a veces en colaboración con otros medios de comunicación y las condiciones las negocian los medios con los candidatos y con el Comité Nacional de cada partido. En segundo lugar están los debates presidenciales, es decir, aquellos entre los candidatos oficialmente designados por cada partido. Éstos son organizados desde 1988 por la Comisión para los Debates Presidenciales, una organización privada sin ánimo de lucro que está financiada por donaciones de grandes empresas pero gestionada por el Partido Republicano y el Demócrata. En la práctica, la Comisión para los Debates Presidenciales no es más que un organismo sancionador  y todas las decisiones relevantes sobre los debates son tomadas por los equipos de los candidatos y negociados entre ellos.

 

Reglas: Los debates son organizados por las televisiones y tienen lugar en grandes auditorios donde hay un público no menor a las mil personas. Su duración, que ha llegado a ser de más de tres horas este año, se ha intentado acortar a algo más de dos. Los moderadores intervienen con libertad e incluso pueden resultar polémicos, como los que la CBS utilizó para el debate republicano de noviembre, que fueron acusados de exceso de agresividad con tendencia prodemócratas.

 

Alemania:

Primer debate:

-Participantes: Kurt Georg Kiesinger, canciller de la primera gran coalición alemana Vs el candidato socialdemócrata Willy Brandt.

-Celebración: 1969

-Organización: las televisiones públicas ARD y ZDF.

-Ganador del debate: Es difícil determinarlo porque no fue un verdadero debate, ya que los participantes solo respondían a preguntas previamente pactadas.

 

Tradición: En Alemania los debates televisivos entre los principales candidatos se llaman tertulias de elefantes, por el peso de los políticos que participan en ellos. El primer debate electoral fue el realizado en 1969, pero se institucionalizaron a partir del 2002 con el cara a cara entre el canciller Gerhard Schröder y el socialcristiano Edmund Stoiber. Sin embargo, en Alemania es realizar los debates con los primeros resultados electorales en la mesa. De hecho, únicamente en las cuatro últimas elecciones ha habido debate preelectoral propiamente dicho, con dos candidatos y cuatro periodistas de cadenas públicas y privadas. El último fue el que enfrentó al actual canciller Ángela Merkel y el socialdemócrata Peer Steinbrück.

Reglas: son estrictas. Respuestas de 90 segundos, sin mostrar fotos o tablas y turno de intervenciones pactado. Eso sumado a que los socios de grandes coaliciones no tienen mucho que reprocharse los hace especialmente aburridos.

 

Francia:

 Primer debate televisivo:

-Participantes: Valéry Giscard d’Estaing vs François Mitterrand

-Celebración: 10 de mayo de 1974

-Organización: las televisiones públicas y las privadas.

-Ganador del debate: Fue Giscard D’Estaing, que dijo una frase que quedaría para la historia: “Señor Mitterrand, usted no tiene el monopolio del corazón”. Sin embargo el debate fue insulso, con unos periodistas que no podían intervenir, un escenario lúgubre y unos tiempos de palabras muy estrictos.

Tradición: En Francia, el debate electoral es una tradición en las presidenciales que los electores siguen masivamente. La única excepción fue en 2002, cuando pasó a la segunda vuelta el líder ultraderechista Jean-Marie Le Pen y su contrincante, Jacques Chirac, se negó en celebrarlo.

Reglas: son muy estrictas. En los debates de gran importancia suele haber dos periodistas o incluso cuatro (mitad de la televisión pública y mitad de la privada), sólo se utilizan primeros planos o de medio cuerpo, y las cámaras se mantienen en el candidato que tiene la palabra. El realizador del debate está acompañado por dos asistentes, cada uno elegido por uno de los candidatos y cada candidato tiene el mismo tiempo de palabra. En este sentido, los franceses son muy estrictos. De hecho, antes de la   primera vuelta, el Consejo Superior Audiovisual, se encarga de que todos los candidatos tengan el mismo tiempo de presencia en cada uno de los medios de comunicación.

 

Reino Unido

Primer debate televisivo:

-Participantes: David Cameron, el liberal-demócrata Nick Clegg y el laborista Gordon Brown Celebración: 2010

-Organización: televisión privada.

-Ganador del debate: Cameron y Clegg se vieron beneficiados por la nueva plataforma televisiva, que según los sondeos pudo influir hasta en un 38% de los votos.

Tradición: Los debates televisivos apenas tienen cinco años de historia en el Reino Unido, pese a los reiterados intentos de “careos a la americana” desde 1964. En 1979, el entonces primer ministro laborista Jim Callaghan accedió a un debate electoral, pero su rival conservadora, Margaret Thatcher, declinó a la oferta alegando que “los debates al estilo presidencial son ajenos a la cultura política británica”. Posteriormente, Majoy y Tony Blair continuaron la “tradición” y se negó a mantener enfrentamientos verbales con la oposición. Cuatro años después del debate a tres bandas del 2010, Cameron rehusó el cara a cara con el ministro principal escocés Alex Salmond durante la campaña del referéndum de Escocia y con el líder laborista Ed Miliband en las elecciones de mayo del 2015. Al final, Cameron accedió a un solo debate a siete bandas, abierto a los líderes no sólo de los grandes partidos.

Reglas: El formato de los debates en Reino Unido está caracterizado por la rigidez formal.  Ya sean a tres, a cinco o a siete bandas, los debates que han venido alternando la televisión pública y las privadas comparten un formato clásico: cada candidato de pie, ante un atril,  hace un breve discurso de apertura, el moderador formula entonces las preguntas que los participantes van contestando en orden y dentro de un tiempo pautado y, finalmente, se cierra el debate del mismo modo que empezó. El único cambio introducido en este año ha sido la posibilidad de que también pregunte el público presente en el estudio.

 

América latina

Desde la década de 1960 todos los países democráticos de la región tuvieron al menos una vez algún debate presidencial salvo Argentina y República Dominicana.

Uruguay:

 Primer debate:

-Participantes: los candidatos Jorge Batlle y Luis Alberto Lacalle

-Celebración: 1989

-Otros datos: por petición de ambos equipos de campaña, los políticos no podían tener papeles ni gráficos. Las elecciones fueron ganadas por Lacalle, quien asumió la Presidencia en 1990.

Tradición: en Uruguay hubo una interrupción de 15 años sin debates presidenciales, en gran parte, por la ausencia del candidato y presidente Tabaré Vázquez, quién gobierna actualmente. En estos últimos años se ha retomado la tradición de los debates pero con la ausencia de candidatos. Lo mismo ha ocurrido en Bolivia, donde el actual presidente Evo Morales se ha negado a participar en un debate televisivo, por lo que sólo están presentes los líderes opositores.

Brasil: Desde la década de 1960 se hacen debates en el país más grande de América del Sur. A diferencia de lo que ocurre en otros países, los debates en Brasil están establecidos en la ley electoral y se incorporan a todos los candidatos sin ninguna restricción. La ley no designa una autoridad a cargo de los debates pero sí establece requisitos relacionados con los criterios de selección de participantes y las reglas de juego. Bajo diversos formatos, los candidatos recorren los principales temas de la agenda política, incluyendo cuestiones económicas, de distribución y derechos sociales.

Colombia: al igual que Brasil, contempla desde 2005 en su ley electoral que durante la campaña presidencial se realicen tres debates de hasta 60 minutos cada uno.

 Perú: se organizan desde los comicios de 1990, que enfrentaron a Mario Vargas Llosa y Alberto Fujimori.

México: el Código Federal de Instituciones obliga a que se hagan dos debates en cada elección presidencial. Los candidatos responden a preguntas realizadas por un panel de expertos sobre economía, seguridad y desarrollo social y hablan sobre los temas centrales del panorama político. El formato es acordado por todos los candidatos y el tiempo de intervención está pactado.

Venezuela: el caso es llamativo porque su primer debate presidencial lo tuvo apenas tres años después que Estados Unidos, en 1963. Luego se organizó otro en 1968 y uno más en 1983, pero desde allí no hubo encuentros con asiduidad. Antes de ser presidente, Hugo Chávez, si tuvo interés en debatir con los opositores, pero una vez llegado al poder se negó a debatir con opositor alguno. Con su sucesor al frente, Nicolás Maduro, la situación no ha cambiado.

 

Función y finalidad de los debates

La función de los debates es acercamiento entre el político y los ciudadanos, con el objetivo de captar votantes, sobre todo aquellos indecisos. Los debates sirven para que el candidato presente las propuestas y medidas que llevará a cabo si se diese el caso de alcanzar la presidencia. Sin embargo, en los últimos años, los debates electorales se han centrado más en desacreditar y dejar mal al contrario que en la necesidad de convencer a los ciudadanos para que apuesten por su partido. Por otra parte, la atención de los debates se centra enormemente en el aspecto personal del candidato, es decir, en la seguridad, firmeza, nerviosismo o simpatía que puedan transmitir.

 

Efectos

Se ha demostrado que la importancia de los debates es enorme debido a la cantidad de gente que lo sigue. Ejemplo de ello son los 70 millones de personas que siguieron el primer debate televisado de la historia, entre Kennedy y Nixon o los más de 25 millones que vieron el primer debate francés. En el caso de España la situación es parecida. El último debate a cuatro organizado por Atresmedia fue lo más visto del año con más de 9,2 millones de espectadores.

 

Puesta en escena y vestuario

Tradicionalmente la puesta en escena de los debates ha sido en un plató televisivo o un auditorio con los candidatos sentados en torno a una mesa o de pie ante un atril. En la mayoría de los países los equipos de ambos adversarios políticos pactan todos los detalles, desde la temperatura de la sala hasta la altura de las sillas, pasando por el tamaño de la mesa que los separan. Cada uno de los detalles es debatido y acordado, con el objetivo de que esté todo perfecto y evitar los contratiempos surgidos de la espontaneidad. Los turnos de palabras y la colocación en el escenario suelen ser sorteados en la mayoría de los debates.

En relación a la vestimenta, los candidatos, la mayoría de ellos hombres, suelen optar por un traje con camisa y corbata para trasmitir seriedad y elegancia. Las americanas suelen ser imprescindibles porque no dejan al descubierto las marcas de sudor presentes en las camisas, habitualmente blancas o azules claras. Todas las prendas son mimadas hasta el último detalle para evitar algún tipo de mancha o arruga que distraiga la vista. Los candidatos en España siguen esta regla, con la excepción de Pablo Iglesias que utiliza una vestimenta informal para reforzar su ideología. Además los políticos suelen optar por una corbata del color de la formación a la que pertenecen.

 Tiempos

La duración de los debates suele ser de aproximadamente una hora y media o dos horas, con la excepción de EEUU donde han llegado incluso a durar tres horas. Los tiempos de los debates suelen ser estrictos y están pactados de ante mano con el objetivo de que cada candidato aparezca en pantalla el mismo tiempo. En la mesa o en cada atril suele haber un cronómetro que marca el tiempo para que los candidatos no se excedan en sus declaraciones ni interrumpan la de los demás.  En el caso de España hemos asistido en este último año a un cambio de los tiempos de debate. En primer lugar fue el cara a cara entre Albert Rivera y Pablo Iglesias, donde no hubo tiempos acordados y en segundo lugar el debate a cuatro entre los dos anteriores más Pedro Sánchez y Soraya Suárez de Santa María donde no hubo tiempo pactado pero si se llevó la cuenta de los minutos acumulados por cada candidato.

Normas y Legislación

Las legislaciones en países como Brasil, Colombia y México recogen la necesidad y obligación de realizar debates electorales. En los países europeos, sin embargo, existen leyes que contemplan la garantía de pluralidad política pero no la obligación de realizar debates.  En el caso de España se regula con la Ley Orgánica 2/2011, de 28 de enero, por la que se modifica la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio del Régimen Electoral General. Según esta ley, dentro de una campaña electoral se debe garantizar el pluralismo político y social en los medios de comunicación, tanto de titularidad privada como de titularidad pública, así como la igualdad, proporcionalidad y neutralidad informativa. La Junta Electoral Central debe acordar con los medios aquellos aspectos a tratar en las entrevistas o los debates que se lleven a cabo, teniendo que cumplir los principios dictados por las Juntas. En el caso de los medios privados, la ley permite a los órganos de dirección de las cadenas decidir libremente sobre la oportunidad de organizar o difundir entrevistas o debates electorales.

Moderador y preguntas de los periodistas

Los moderadores y periodistas escogidos para realizar el debate suelen ser profesionales reconocidos y con una amplia trayectoria laboral. Esta situación cobra mayor importancia cuando los debates son televisados en cadenas públicas. Los moderadores son los encargados de lanzar los temas y las preguntas que se van a debatir y encargarse de que el debate sea fluido y sin interrupciones. Las preguntas que realizan suelen ir organizadas por bloques temáticos (sanidad, trabajo, educación, política exterior….) y deben ser concretas, sobre un tema particular, y directas para evitar que el candidato se escabulla y responda otra cosa. Cuando los debates tienen tiempos pactados, los moderadores deben llevar el ritmo y evitar que el candidato sobrepase el tiempo estipulado. La presencia de un periodista/moderador que intervengan con preguntas es fundamental. Sin embargo, sobre todo en EEUU, hubo ciertas polémicas con los moderadores de algunos debates por su agresividad e imparcialidad. Para evitar esta situación, en Francia, suele haber dos periodistas de la televisión pública y dos de la privada.

 Público

Los debates electorales suelen ser sin público en la mayoría de los países europeos. Aunque se ha dado el caso de debates con la asistencia de público. En España, el debate a cuatro de Atresmedia se convirtió en el primer debate al que sí asistió público. Aunque se les prohibió intervenir. En otros países, como en Estados Unidos, el público sí puede intervenir en algunos debates con preguntas dirigidas hacia los candidatos.

 

 

  1. Debates electorales en España:

Debates de 1993:

24 de mayo: José María Aznar (PP) y Felipe González (PSOE)  debaten en  Antena 3. El debate estuvo moderado por Manuel Campo Vidal. En este primer debate salió victorioso Aznar con discurso seguro, muy preparado y agresivo frente a un discurso más bien improvisado de Felipe González.

31 de mayo: José María Aznar (PP) y Felipe González (PSOE) debaten en Telecinco. El debate estuvo moderado por Luis Mariñas. En este segundo debate Felipe González salió vencedor tras preparar meticulosamente su discurso con la ayuda de Alfonso Guerra. En este debate Aznar mantuvo su línea pero, esta vez, González se supo defender de las acusaciones vertidas sobre su persona.

Formato: Se negoció para que el debate fuera en torno a una mesa, con los candidatos sentados y cara a cara. Este formato fue exigido por el PP que no quería que la diferencia de alturas entre ambos candidatos dejara a Aznar en una situación inferior y más débil.

Polémica: Con el acuerdo ya cerrado para realizar estos dos debates, los primeros en la historia de España, Telecinco se mostró disconforme con que ese fuera el orden de los debates y el comité de empresa de TVE se quejó de la marginación de la televisión pública, que llegaba al 96% de la población frente al 79,6% que alcanzaban entonces las privadas. IU trató de evitar la celebración de los debates con un recurso a la Junta Electoral Central, que fue rechazado.

 

Debates de 2008:

25 de febrero: José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Mariano Rajoy (PP) participan en un debate organizado por la Academia de Televisión y emitidos gratuitamente en distintos canales. Ante esta situación Telecinco y Antena3 decidieron no emitirlos.  El moderador fue Manuel Campo Vidal. Este primer debate fue tomado muy en serio por ambos candidatos que  lo prepararon de forma meticulosa y exhaustiva, destacando el ya histórico cuento de “la niña de Rajoy”. El debate estuvo caracterizado por la agresividad, la presentación de numerosos datos y las constantes interrupciones de ambos candidatos.

 3 de marzo: José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Mariano Rajoy (PP) participan en un debate organizado por la Academia de Televisión y emitidos gratuitamente en distintos canales. Ante esta situación Telecinco y Antena3 decidieron no emitirlos. La moderadora fue Olga Viza. En este debate los candidatos tuvieron tiempo de corregir los errores cometidos, pero el debate volvió a caracterizarse por las descalificaciones y las interrupciones.

Formato: Se pactaron 50 condiciones, desde la llegada de los líderes, los tiempos, la realización hasta la colocación, incluso si se tomarían planos cortos de los contendientes.

Polémica: De cara a esas elecciones de 2008, TVE propuso un cara a cara entre los líderes de los dos principales partidos, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y Mariano Rajoy. Sin embargo, el líder del PP vetó a TVE por considerarla gubernamental.

Seguidores: estos debates tuvieron 13 y 12 millones de espectadores, respectivamente, y el ganador en ambos, según los sondeos, fue el entonces presidente, Zapatero.

 

 Debate 2011:

El  7 de noviembre se produjo el único cara a cara de esas elecciones. En esta ocasión se enfrentaron Alfredo Pérez Rubalcaba (PSOE) y Mariano Rajoy (PP) en un debate organizado nuevamente por la Academia de televisión y emitido, esta vez, en TVE.  El moderador, fue por tercera vez consecutiva, Manuel Campo Vidal. Rubalcaba y Rajoy se atuvieron a sus argumentos, pero el debate no fue tan fluido como se pretendió por los organizadores. Abundaron los reproches mutuos en un cara a cara en el que se utilizaron menos datos que dardos dialécticos.

Formato: se intentó flexibilizar las condiciones de un debate que se juzgaba que en las ocasiones anteriores había resultado un tanto encorsetado.

 

Debates en 2015:

El 30 de noviembre: Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Podemos) debaten en El País con la ausencia del presidente del Gobierno. Se trata del primer debate digital de la democracia, pues fue transmitido por Internet. El moderado fue Carlos Vega.

El 7 de diciembre: Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sanchez (PSOE), y la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz (PP) debaten en Antena 3 moderados por Vicente Vallés y Ana Pastor. Fue un debate histórico, no sólo por la participación de cuatro candidatos, sino por la puesta en escena del debate. Los líderes aparecían de pie sin la presencia de un atril tras el cual respaldarse, por lo que se veían más expuestos y vulnerables. Además, los tiempos de debate no estaban pactados pero si se llevó la cuenta de los minutos acumulados por cada candidato.

El 14 de diciembre. Mariano Rajoy (PP) solo acepta debatir bajo el modelo cara a cara con Pedro Sánchez (PSOE). El debate es televisado en TVE1, y como siempre organizado por la Academia de Televisión y moderado por el periodista Manuel Campo Vidal.

 

Bibliografía

Blanco J. (2015). Cinco debates cara a cara en once elecciones generales. El País. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://politica.elpais.com/politica/2015/11/26/actualidad/1448533075_331524.html

Calvo G. (2015). Cómo funcionan los debates presidenciales en el mundo. Infobae América. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://www.infobae.com/2015/11/15/1769175-como-funcionan-los-debates-presidenciales-el-mundo

Canal historia (2015). Primer debate televisivo de la Historia. Historia. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://canalhistoria.es/blog/primer-debate-televisivo-de-la-historia/

La Guía Tv (2015). Cómo son los debates políticos televisados en el resto del mundo. Abc.es. Recuperado el 20 de diciembre del 2015 de http://laguiatv.abc.es/noticias/20151216/abci-como-debates-politicos-televisados-201512152150.html

Ossorio J. (2011). La breve historia de los debates electorales en España. El Mundo. Recuperado el 20 de diciembre del 2015 de http://www.elmundo.es/elmundo/2011/10/17/espana/1318802884.html

Redactor El País. (2015) Así son otros debates electorales. El País. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/18/actualidad/1447845947_412742.html

Redactor El Mundo. (2015). Así son los debates electorales en Europa y EEUU. El Mundo. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://www.elmundo.es/espana/2015/11/25/5655e3d022601d567b8b45f9.html

Ruiz F. y Alberro H. (-). Ola de debates electorales en América latina: luces y sombras de un avance democrático. Medios latinos. Recuperado el 18 de diciembre del 2015 de http://www.kas.de/upload/auslandshomepages/medioslatinos/debates_electorales.pdf

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s